SUS KIERO MAZO

Tiempo de lectura: 5 minutos

Hoy el Capi la va a liar un poco… bueno, un poco, un poco, el Capi la va a liar parda, pues va a decir verdades como puños, le moleste a quien le moleste.

Portada 2018

Ya es hora de decir las cosas y decirlas claras. No es posible seguir escondiendo verdades que todo el mundo sabe y nadie aplica.

¿Qué pasa en esta sociedad? ¿Tan fríos somos que no somos capaces de reaccionar ante lo más evidente?  Coño, que ya sabéis que “sus kiero mazo”, pero de vez en cuando hay que decirlo al revés para ver si vosotr@s también me queréis a mí, jajajaja.

Voy al lío. Desde hace una temporada me vengo fijando, más de lo normal, en las actitudes de la gente y su forma de decir o expresar las cosas… el resultado de dicha observación es que los españoles nos volvemos más gilipollas cada año que pasa. Tenemos miedo de expresar las cosas como son, por el miedo “al que dirán”. Estamos más pendientes de la tecnología que de los sentimientos. Tenemos un mayor egocentrismo cuanto más grandes son las ciudades. ¿Pero estamos tontos o que pasa?

AVISO: LAS SIGUIENTES PALABRAS PUEDEN SER MOLESTAS

Dejamos de lado a nuestros mayores para ayudar a gente que no conocemos de nada. Damos dinero fuera mientras los de dentro nos roban hasta el alma. Nos centramos en quedar bien fuera pero no nos importa quedar como el puto culo dentro de casa. Nos peleamos entre nosotros por culpa de unos “políticos que tienen el ego grande, porque tiene chico el pene” (adaptación de una chirigota de Cádiz 2018) y tienen que robar más que el contrario. Nos peleamos por las ideas de cuatro que quieren imponernos sus ideas a base de usarnos como escudo contra los que no piensan como ellos, eso sí, mientras ellos no sufren las consecuencias de sus actos.

SEGUNDO AVISO: SI ESTAS PALABRAS TE HAN MOLESTADO, DEJA DE LEER AQUÍ, PUES LAS SIGUIENTES NO SERÁN MUCHO MÁS AGRADABLES.

Copiamos las cosas que hacen mal otros países, mientras alabamos su forma de hacer las cosas para/con sus ciudadanos. España, un país de emprendedores = España, un país mantenido por emprendedores, real como la vida misma. Cuanto más avanza el tiempo, más insensibles nos hacemos. Olvidamos la empatía, el buen hacer, los modales y hasta el respeto por el trabajo ajeno.

FIN DE AVISO: SI HAS SEGUIDO LEYENDO HASTA AQUÍ, TE RECUERDO QUE TE AVISÉ.

Pero os voy a dar una alegría, de vez en cuando salen buenas cosas de nuestro país. De vez en cuando conoces gente que se acuerda de recordarnos lo bien que lo hace nuestra gente. De vez en cuando nosotros mismos nos recordamos que no podemos ser como el resto y actuamos de manera diferente. No lo hacemos por dinero ni por egocentrismo, actuamos al amparo de las sombras y tras unos actos pequeños, de parecido insignificante, pero con una gran transcendencia para la persona que recibe dichos actos. No actuamos de manera normal, vamos contracorriente y rompiendo las normas preestablecidas en la sociedad, eso sí asumiendo las consecuencias de nuestros actos si no sale bien y, en cambio, restando importancia al éxito conseguido.

No puedo evitar reírme de aquellos que han querido hundirme con falsedades y mezquindades, me hace ver tanto esfuerzo derrochado en un acto que no lleva a ningún lugar. Pero, a pesar de todos esos intentos, #PymesUnidas sigue adelante, viendo como aquellos que en su día me ningunearon ahora me rinden pleitesía.

Desde los inicios actué de una manera diferente al resto, porque nunca fui amador de normas preestablecidas que cohíben la forma de ser de una persona. No pagué publicidad alguna para mi proyecto, pero es el más fuerte en redes sociales a nivel empresarial. Hice caso omiso de “vende humos” que se vieron abocados a eliminar sus proyectos y trabajar para otros (ojo, que no digo que sea malo trabajar para otros). Grandes Gurús de diversos temas que recibieron una lección de humildad. Grandes empresas que han reconocido la labor de quien trabaja desde un pueblito perdido de “provincias” en una CCAA abandonada por el gobierno.

Hace poco le puse a una gran persona: “Un día sin una sonrisa es un día perdido”, pero para mí lo más importante y el reto de cada día es: “Ayudar como mínimo a una persona”. Si cada día consigo ayudar a una sola persona ese día habrá sido aprovechado al máximo. No permitas que acabe el día sin que hayas sonreído, sin que hayas hecho sonreír a alguien, y por encima de todo, sin que hayas ayudado a una persona. Si cumples esos tres actos cada día, te aseguro que vuestra vida será mucho más feliz de lo que nunca puedas imaginar.

Yo cada día me levanto con una sonrisa para trabajar, aunque lo haga “por encima de mis posibilidades” y mi cuerpo se resienta y me pida un descanso que no le concedo hasta el fin de semana. Durante la semana mi trabajo es lo más importante, no lo es el dinero, sino el proyecto que me propuse sacar adelante a pesar de las zancadillas impuestas.

Dicen que soy la persona más feliz que conocen, pero lo que saben es de donde saco esa felicidad, y es que la perdida de una parte de mí me cambió la forma de ver la vida. Siempre he dicho que lo que piensen los demás me “importa una mierda”, pero he convertido esa frase en un bastión para hacer lo que pocos se atreven a hacer, para ayudar a los ellos no ayudan y conseguir que este mundo sea mejor.

Por ese motivo, mis queridos niños, “sus kiero mazo” y por ese motivo cada día consigo (con mis tonterias en las RRSS) que sonriáis un poco más. Porque en el mundo del Capi no tiene cabida el mal rollo, un acto que elimino de manera fulminante con un corte radical. Por ese motivo quiero conseguir que cada día uno de vosotros haga un buen acto para/con sus alegados y a cambio, yo procuraré que ese acto sea reconocido de manera única poniendo un post en el blog. ¿Firmamos el trato? Os cederé un huequito en el blog para aquellos que ayuden y quien haya sido ayudado.

Formaremos una “CADENA DE FAVORES”: Yo ayudo a 2 personas y esas 2 dos personas tendrá que ayudar a su vez a otras 2. Eso quedará expuesto en la web creando un “árbol de ayudas”. Las ayudas no han de ser necesariamente de simbología económica, puede ayudarse con el trabajo de cada cual. Yo pongo mi granito de arena suplementario poniendo ese hueco en la red. Dadle una vuelta a este tema y pedidme las respuestas a vuestras preguntas o dadme sugerencias y/o consejos que serán bien aceptados.

Y ahora, mis queridos niños, vamos a descansar el fin de semana y a disfrutad de la vida con amigos y familiares, pues no todo es trabajar en esta vida (en la siguiente no lo sé jajajaa, pero en esta no). Disfrutad de cada segundo que nos resta la vida y disfrutad de aquellas enseñanzas que tenemos al estar rodeados de la gente que tenemos a nuestro lado.

ENDIKA LOUSA

CEO de Pymes Unidas®

https://somospymesunidas.es

https://www.facebook.com/ElCapidePymesUnidas

 

 

SUS QUIERO MAZO –

Obra Registrada: CC by-nc-sa 4.0 – Autor: Pymes Unidas

Safe Creative #1803236315400

Impactos: 10

2 comentarios

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: