Observando observaciones

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy es un viernes Pre-puente parcial, y digo parcial porque el lunes solo será fiesta en Extremadura y en Madrid… Qué curiosa es la vida ¿verdad? Todo depende de cómo se mire.

482ed-logopymesunidas2slogan2b-2bcopia

 

Es curioso que en los últimos quince días he observado varias rutinas en los distintos contactos que tengo en las RRSS (redes sociales).

Algo que he observado es que cada vez la gente es más insistente en el respeto hacia su trabajo, algo que debería ser innecesario. También he observado que se reclama el respeto hacia el valor económico de su trabajo, es más he leído la siguiente frase totalmente acertada: “Si alguien te dice que tiene proveedores más económicos, dile que tú tienes clientes que pagan más”, repito, me ha parecido una frase acertada.

Pero vamos un poco más allá. Estoy observando también una cierta rutina a la petición de respeto hacia las personas. No podemos saber hasta qué punto quién falta a quién, porque siempre hay dos versiones de un mismo acto. En este punto podríamos aplicar aquello de: “Tu libertad de expresión acaba cuando empieza la mía.” Si, ya lo sé, es algo que no gusta, pero la realidad es que ambos tienen derecho a expresarse y que ambos rechacen la opinión del otro.

En todas estas ocasiones, el Capi, solo ha sido observador, pero por desgracia ha habido más cosas en las que ha sido involucrado.

Se denigra el trabajo de otra persona por la pura envidia de hacer algo que otros no han querido ni podido. Se denigra a la persona que tiene éxito solo por intentar sobresalir. Se ataca a las personas que hacen algo por una voluntad férrea con el único propósito de ayudar a gente.

Son situaciones que observo cada día en el “anonimato” de la red, ¿por qué entrecomillo la palabra “anonimato” ?, porque en la red no hay anonimato, tarde o temprano se conoce la identidad de la persona responsable.

Por otro lado, me encanta ver los escritos de gente como Estela del Valle, Ana Magro, Èlia Guardiola, Gema Abad, Ignacio Conejo, Cristina Alvarez, las fotos reflexivas de Enrique Brull, oír a Silvia Saucedo y su equipo de #SilviaTeOrienta en su programa de radio, los artículos que ponen diversas empresas de servicios, abogados, y tantas otras cosas….  Esta lista se me haría muy larga para ponerla en un blog.

Tenemos mucha gente que nos da lecciones sin querer hacerlo, ellos y ellas tan solo ponen unos escritos en los cuales se refleja una parte de su personalidad, experiencia y “gracia” de su vida, pero a través de ellos si sabemos leer y razonar (algo de lo que carece mucho “homo erectus”) podemos aprender grandes lecciones. Ellos lo hacen de una manera altruista, de una manera simple y sin el afán de dar lecciones a nadie. No van de “listos” de ningún tema, pero comparten su experiencia con el mundo y eso aún los hacen más grandes.

También tenemos en #PymesUnidas grandes profesionales, cada un@ en su sector, que nos enseñan la mejor manera de llevar su trabajo y a sus empleados y clientes. Aunque nunca diga nada, observo como cuidan de sus clientes, como les entregan un pedacito de ell@s cada día para conseguir que los clientes se sientan atendidos, queridos y personas (no solo un número en el libro de cuentas). Observo como nuestras #PymesUnidas, han crecido, han aumentado, e incluso este año los veo más felices, porque parece ser que la economía comercial (aquí no se habla de bolsas) se ha reactivado y la gente vuelve a consumir.

Estoy orgulloso de haber creado #PymesUnidas un día en el que me dijeron: “A que no hay huevos a crear una hora mágica” y los huevos me han sobrado para crearla, desarrollarla y llevarla al éxito que es ahora, siendo el hashtag de nivel empresarial más grande de las rrss.

¿#PymesUnidas tiene que tener su reconocimiento? Eso seguro que vendrá, lo primero es lo primero, y es conseguir seguir tejiendo una red de empresas que colaboren entre ellas, que las veamos crecer, que consigamos mantener “5000 elefantes se balanceaban” y que no se caigan. Una vez que tengamos todo eso, que ya vamos consiguiendo, ya pensaremos si aceptamos el reconocimiento. Porque para mí es más importante saber que mi trabajo está bien valorado por la gente que tengo en #PymesUnidas.

Mi lucha diaria es ardua y dura, hasta el punto de poner mi salud en riesgo de colleja médica. En contrapunto de esa colleja, puedo observar las alegrías que conlleva este trabajo, ver cómo la gente está más contenta, ver como un movimiento que hacía falta en España ha conseguido unir a pymes, autónomos y emprendedores para crear una red que muestre al mundo la verdadera fortaleza del país.

Así que mis queridos niños, vamos a relajarnos este fin de semana, que al capi le hace falta, vamos a disfrutar de la familia y amigos y vamos a tomarnos una cerveza virtual todos unidos.

Endika Lousa 

CEO de Pymes Unidas España

http://somospymesunidas.es

https://www.facebook.com/ElCapidePymesUnidas

Impactos: 9

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: