¡¡Con dos cojones!! Que soy de Bilbao

Tiempo de lectura: 3 minutos
Ya sabéis que normalmente nuestras publicaciones son bastante directas y siempre con unos razonamientos muy claros.
Utilizamos nuestra experiencia en las RRSS, tanto personales como profesionales, para tecno-educaros sobre el uso del internet de hoy en día.
“Uisss, se aproxima una nueva bronca del capi”  No, en esta ocasión no hay bronca como tal, solo explicaros mi propia experiencia laboral:

Mi primer trabajo fue como peón de albañil, bueno más bien de aprendiz, algo que nunca me gustó pero que si queríamos comer en casa pues había que hacerlo.
El segundo trabajo fue como Repartidor de Propaganda, un trabajo que muchos de vosotros no hariaís por ser indigno, pero que yo estuve realizando 1 año con una libertad extrema y ganándome un buen sueldo mensual, llegando a ganar 150.000 pesetas mensuales, (el término es correcto, ni siquiera nos planteabamos en aquella época lo del €). Los amigos no entendían como podía sacarme ese dineral, pero cuando veían las nóminas alucinaban.
Después pasé a trabajar en una empresa de metalurgia, 1 año en el que estuve de trabajador y acabé de encargado, gestionando los pedidos, la recepción de material, la gestión del personal y del trabajo. Y en el que me corte la punta de un dedo… por fallo de una maquina. Bueno este trabajo no estaba mal, pero la explotación de los jefes terminó por cerrar la empresa…
Volví a Repartir Propaganda… Claro, como el tiempo pasó, el incremento del precio del papel subió y el sueldo pasó a ser superior y con las ganas de currar que tenía… me ganaba un sueldo mensual de 1.200€ ¡¡metiendo papelitos en los buzones!!
Me trasladé a Cataluña, con trabajo incluido, y me dedique a montar, desmontar, arreglar las cabinas de pinturas en los talleres de automoción. Cuando comencé no sabía ni poner un remache, pero me enseñaron bien y terminé gestionando la empresa y un grupo de trabajadores.
Por temas diversos, estuve 18 meses trabajando para una empresa de fabricación de escopetas deportivas (las de balines). Pasé por todos los puestos de trabajo y la verdad es que disfruté mucho del trabajo. Una jornada continua de tarde, un buen sueldo, buenos compañeros… vamos una delicia. pero la empresa se trasladó y me quedé si el trabajo.
Volví a la empresa de las cabinas y estuve 5 años realizando toda clases de trabajo: desde la base hasta gestionar la empresa. economías, gestión de personal, Clientes y proveedores. Hasta que perdí el ojo y al estar de baja el jefe me la jugó…
Encontré trabajo, durante 1 año, en una gasolinera y a las dos semanas me hicieron encargado de esa gasolinera, bueno… un trabajo más de 8 horas, en el que lo único que hacía era de cajero y gestionar la contabilidad y los pedidos de material… hasta que reclamamos las fiestas que nos correspondian legalmente y entonces me vi de patitas en la calle…
En medio de la crisis, encontré un trabajo de cocinero en el bar de un amigo. La verdad: odio la hostelería, pero nuevamente tocaba traer dinero a casa. Durante 9 meses estuve haciendo desayunos, comidas y cenas… hasta que se acabó el contrato.
Me quedé sin trabajo y con la peor crisis del país, encontré un trabajo de concertador de visitas en el cual estuve unos meses hasta que cerró la empresa… La verdad es que la gestión no fue muy buena y yo me salí justo 1 mes antes de su cierre, porque lo ví venir.
Y llegamos a Total Servicios, después de la experiencia de concertador de visitas, creé la empresa con la idea de seguir con la misma linea pero el personal que me traje de la empresa anterior me falló y tuve que darle una nueva vuelta… Aproveche mi pasión por la informática y mis conocimientos para hacerme la web y ofrecer servicios informáticos.
Cuando estaba en plena promoción de la empresa… me lanzaron la apuesta de hacer una “Hora mágica” y pensando en mi experiencia como emprendedor creé #PymesUnidas, de la cual ya conocéis la trayectoria…
¿Que quiero decir con esto? Que nunca he desaprovechado las oportunidades que me han dado, he tenido que hacer trabajo que odiaba pero que necesitaba para subsistir, siempre he estado ocioso y nunca me ha gustado estar mano sobre mano. He tenido trabajos que nadie quiere pero que a mi me han dado de comer. Siempre he estado para quien me ha necesitado y he ayudado en lo que he podido.
Toda esa experiencia me ha servido para crear y fortalecer #PymesUnidas hasta unos niveles máximos e inalcanzables para muchos. Sin cobrar ni un céntimo estuve los 8 primeros meses, después lo he empezado a monetizar, pero solo cuando he visto y asegurado que esto iba a ser un movimiento fuerte, seguro y con una estabilidad única.

No os acojonéis por el trabajo, luchar por vuestros sueños y seguid adelante día tras día. si os caéis levantaros y recordad que “En la vida JAMÁS se fracasa: o ganas o adquieres experiencia” y sobretodo: “Ideamos, Creamos y Crecemos”

Endika Lousa y José González

CEO’s de Pymes Unidas España
http://somospymesunidas.es

Impactos: 11

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: