Compromisos.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hoy como cada Jueves #DiadelEmprendedor vamos a sacar un tema candente y de gran interés para las #PymesUnidas

Dado que han sido las elecciones andaluzas (y nombro estas por ser las más recientes), vamos a hablar del COMPROMISO. Si, esa palabra tan bonita que está en el diccionario, pero que lamentablemente deja de estar en la cabeza de la gente.

Cuando alguien se compromete a algo es para realizarlo, ¡Qué bonita la teoría!, pero que distinta de la realidad humana. ¡Yo me comprometo…! ¿A qué te comprometes? ¿A realizarlo o a decirlo?

¿Porque hablamos en esta ocasión de este tema? A lo largo de mi vida laboral (de lo personal no hablaré), he oído mucho esta frase y también me han fallado mucho. Desde trabajadores que no han realizado su trabajo, por el cual se habían “comprometido”, a personas que se comprometen a realizar algo que no realizan. Acciones que además, en mi caso concreto, no se les había pedido sino que ellos se habían ofrecido con esa bonita frase que empieza con: “Yo me comprometo”. ¿Esto duele? Pues la verdad es que ahora ya he llegado a un punto que, ¿Cómo decirlo con suavidad?, me resbala (parafraseando el programa de Arturo Valls).

La falta de compromiso no afecta a quien lo sufre, que como mucho puede llevarse un disgusto, sino a quien falla en dicho acto. Si te comprometes a hacer algo: ya sea una actividad, la difusión de un evento, organización, realización de un trabajo, llamadas, mails,… o lo haces o mejor mantienes esa boca cerrada “pa’ que no entren moscas”. Seguro que alguien estará pensando: ¿Por qué afecta más quien lo dice que quien lo sufre? , porque esa empresa no solo faltó a su compromiso, sino que en acciones futuras el sufrido no contará con esas empresas para nada más, ante lo cual estará perdiendo varios clientes. ¿Cómo pierde varios clientes si solo le ha fallado a uno? Pues por el viejo “boca a boca” de toda la vida, yo nunca recomendaría a alguien que ha fallado constantemente en sus compromisos.

Ahora viene la parte crítica más dura: Nosotros, Endika Lousa y José González, como creadores de Pymes Unidas España, ponemos en contacto a unas empresas con otras cuando alguien nos los solicita. Normalmente ese contacto es debido a una petición para un trabajo. Como tenemos que ser pragmáticos enviamos a 2 o 3 empresas para una toma de contacto y presupuesto de la labor a realizar, en ocasiones he oído aquello de “me comprometo” y ni siquiera han tenido la decencia de llamar al futuro cliente: ¿Cómo hemos de actuar?

Por otro lado, estamos organizando eventos a lo largo del territorio español y hablamos con organizadores, ponentes, asistentes, etc. ¿Cómo hemos de actuar como esos “comprometidos” que son tan “descomprometidos”? Ya os podéis imaginar que nuestra actitud y nuestro racionamiento nos obliga a hacer lo que sea lo mejor para las #PymesUnidas y en ocasiones tragamos con actos que no nos gustan.

Moraleja: “Si te has comprometido, no te falles a ti mismo”, Nunca pienses que le fallas al receptor de tu error (que también lo haces), piensa en que te fallas tú y te faltas a tu propia palabra.

Impactos: 11

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: