¿TRABAJAS EN CASA?

¿Trabajar desde casa? Eso no es trabajar. Es que te tiras todo el día con el ordenador. ¿Teletrabajo? Eso es ser un vago sentado al ordenador.
Fuente: Pixabay

No os podéis ni imaginar las veces que he podido escuchar las frases anteriores. Bueno, han sido tantas veces que ya ni me afecta y las respuestas cada vez son más fáciles de dar: “Si tienes ****** hazlo tú y me lo cuentas”.

Y ahora llega El Capi para dar un “¡Zas, en toda la boca!, ahora vas y la cascas”. Viene un amigo mío, partidario de esa filosofía de trabajo, llamado COVID-19, y pone a todos a tele-trabajar. Vaya hostia de realidad que os ha pegado a todos. España ha descubierto que hay muchos más trabajos de los que se creía que se pueden realizar desde casa.

Ahora resulta que el tele-trabajo está muy bien, resulta que trabajar desde casa es mucho más duro de lo se pensaba. Parece que es duro levantarse a la misma hora y cumplir con un horario sin distraerse con las cosas de casa ¿verdad? Tienes que olvidarte de limpiar la casa, fregar los cacharros, tienes que vestirte (aunque estés dentro de casa has de hacerlo), olvidarte de hacer la comida a eso de las 11:00 y hacerla a la misma hora, como si estuvieses en tu oficina.

La mentalidad de los españoles ha cambiado, espera, ¿en serio estoy diciendo esto? No, no puede ser, yo no puedo decir que haya cambiado. Resulta que en cuanto nos dejan salir de casa, solo pensamos en ir a los bares, ya no se oyen aplausos, se piensa en ir a correr (con ese chándal de las olimpiadas de Naranjito (para aquellos que no saben cuáles fueron os doy el año: 1982)), se piensa en ir a visitar a familiares y hacer cumpleaños, barbacoas y ¡hasta raves! Welcome to stupid Spain.

Bueno… seré benevolente… Si, la mentalidad española ha cambiado y nos hemos dado cuenta que eso de trabajar desde casa es duro y que se puede hacer, ahorrando costes en oficinas, luz, agua e impuestos.

También se respeta más mi profesión, porque se han dado cuenta que es muy importante eso de tener una intranet (red interna de una empresa) que funciones correctamente, que el servidor funcione bien (que no se caiga), que tenemos que aprender más de la “jodida” informática en este país.

Hoy os escribo desde el salón de mi casa, sí he salido del despacho y me he ido de ruta hasta la sala (me ha dado una locura, jajaja)(ventajas de vivir solo), y os escribo con vestimenta de viernes: Chándal, camiseta y zapatillas de casa. Para mí es solo un día más en mi rutina desde el 16/05/2014, pero para muchos de vosotros es un día mas “encerrados en casa”. ¿Cuál es la diferencia? Yo estoy acostumbrado a estar cada día en mi despacho de casa a las 8:00, duchado, desayunado y vestido. No me levanto de aquí hasta las 13:00, salvo las visitas obligadas al Sr. Roca (¿Qué pasa, que tú no vas al WC en tu oficina? jajaja, o es que creías que no iba a decirlo), me preparo la comida y vuelvo a sentarme (sin siesta ni relajamientos, entre semana está prohibido) hasta las 18:00 h. y luego a descansar.

En condiciones normales saldría a dar una vuelta, pero estando en confinamiento me hago una ruta por la sala, el baño, cocina, lo jodido es que no me encuentro con nadie con quien echar un café y tener una charla interesante… Una rutina que para mi es lo más normal, pero resulta que para otros es algo que no aguantan, que quieren salir de casa como sea, que necesitan aire (o quizás ¿necesitan no ver a la familia?), que se agobian estando encerrado. Pero, y ¿la libertad que tengo yo? No tengo que aguantar jefes, no tengo que aguantar compañeros, tengo mi música particular (sin hilos musicales repetitivos), la libertad de estirarme cuando quiera si tengo un día aburrido y si el estrés causado por los puestos de trabajo en una oficina.

Ahora, antes de que muchos critiquen este post, no frivolizo con el COVID-19, pues tengo claro que no ha sido nada bueno y personalmente lo hemos sufrido mucho. Este post ha sido un ZASCA para aquellos que decían que yo soy un vago por estar todo el día con el ordenador, que no hago nada mas que estar todo el día en redes sociales, que lo mío no es trabajar (bueno hasta que se acuerdan de mí cuando cobran el paro o la pensión, que eso sale de mis impuestos también). Ahora resulta que somos muchos que no trabajamos desde casa, que no estamos en casa haciendo el vago con el ordenador, que no estamos con Zoom, Google Meet, Skype, etc. Cómo cambia la cosa, ¿verdad?

Así que, mis queridos niños, no despreciéis el tele-trabajo o a aquellos que trabajamos desde casa, sea por el motivo que sea, dado que aquello que en su día criticabas y despreciabas ahora lo sufres en tus carnes.

Esto ha sido el segundo post desde que se ha reinagurado el Blog de Pymes Unidas España. El primero ha sido el del 6º Cumpleaños (pincha aquí para verlo) y a partir de ahora abandono WordPress.com para estar alojado en mi hosting privado. Espero poder veros por aquí más y ver más comentarios en cada post, pues para algo se deja abierta la posibilidad de hacerlo.

Endika Lousa 

PRESIDENTE de Pymes Unidas España

https://somospymesunidas.es
https://www.facebook.com/ElCapidePymesUnidas

¿TRABAJAS DESDE CASA? – Obra Registrada: CC by-nc-sa 4.0 – Autor: Pymes Unidas

Safe Creative #2005224075719

Impactos: 54

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: