ME GUSTAS CUANDO CALLAS PORQUE ESTÁS… ¿DÓNDE ESTÁS?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Además, en boca cerrada no entran moscas, pero tampoco se demuestra el vacío cerebral de muchos interlocutores.

Portada LK 2018

Pues si que empiezo radical el comienzo de este post, diciendo que muchos interlocutores tienen un vacío cerebral en sus cabezas, aunque el problema es que cuando abren la boca confirman las sospechas de dicha afirmación tan estrictamente confirmada por la sociedad.

“¿Por qué sacas este tema, capi?” Es sencillo, cada día tengo varias conversaciones sobre todo tipo de temas. En unas ocasiones tengo que soportar conversaciones que no llevan a ningún lado desde el inicio, pero la dejo continuar por ver donde sale el tema, no vaya a ser que se haga un “derecha a fondo, ras” y ¡sorpresa! cambie la dirección y haya algo mejor.

También hay un problema en nuestra sociedad y es el tema de la formación. Ciñéndome a España, por conocimientos propios y experiencias, la educación en nuestro país esta catalogada como un contrato de esclavitud. “¡Joder Capi, la que has soltado! Cuidado que la esclavitud está abolida”. La esclavitud en España no se ha abolido, ya que tenemos a esos negreros en un sitio que llaman Parlamento, Congreso y demás sitios asociados y que inculcan a una sociedad el hecho de trabajar por un contrato (vamos, lo que viene siendo similar a pan y agua). En España se nos enseña para ser mano de obra, para que seamos lacayos de un sistema en que eres el primer escalón de una pirámide que soporta el peso de la sociedad.

Si desde esta base no se nos educa a mantener conversaciones, jamás podremos prosperar en nuestra vida. No se nos enseña a mantener una conversación conforme a unas variedades de temas de diversa índole. Tampoco se nos educa para mantener las palabras que tan afanosamente nos enseñaron “algunos” profesores (y entrecomillo la palabra porque no todos lo hicieron) para que nuestro lenguaje denote la capacidad intelectual de nuestro ser humano, o ¿qué paisa tron? ¿No te mola mi rollo?

Ahora veo “cursos de oratoria” que se venden por diversas plataformas. Esos cursos te aseguran que puedes hablar con cualquier persona de cualquier tema y conseguir ser el centro de atención en una reunión. ¡¡FALSO!! Yo puedo demostrar que soy capaz de tener una conversación con cualquiera de ellos y en menos de 5 frases desmonto su teoría. ¿Cómo lo hago? Experiencia, ni más ni menos. Trabaja “en casa del cliente”, afronta los problemas que tengas rebatiendo sus teorías en la inseguridad de trabajar fuera de tu zona de confort. Aprende a cerrar la boca y abrir las orejas, eso te abrirá la mente y las puertas a un mundo nuevo. Escucha cada palabra y analizala de forma que puedas escuchar lo que no se dice y se oculta en las vacías palabras que te dicen. Cuando aprendas a ser capaz de analizar y dar una respuesta según acabe su exposición, entonces habrás aprendido de verdad lo que es una conversación.

Yo de niño (si, un día fui niño) era una persona tímida e introvertida y he estado así durante muchos años, prácticamente hasta que un gran cambio en mi persona me hizo ver el mundo de otra forma. Con un accidente que causó un gran cambio en mi salud visual (vamos que tengo un ojo, en lo literal y físicamente hablando), mi mentalidad cambió por completo. Siempre me ha importado poco, o menos, lo que pensase la gente de mí, pero ese cambió activó en mi algo que llevaba escondido. A raíz de ese hecho, aprendí a no callarme ante las injusticias que atentaban contra mi persona y/o mi raciocinio. La agilidad mental que poseo para las matemáticas, la transformé para las palabras, y eso dio lugar a una experiencia única que utilizo diariamente.

En el primer año de #PymesUnidas nos invitaron a ser colaboradores de un evento, en una de las reuniones para organizar el evento (siendo novatos totalmente) se me comunicó que las empresas de índole tecnológica (las TIC) se las tenía que proporcionar a una asociación porque ellos eran la asociación de informáticos. Mi respuesta fue la siguiente: “No puedo hacer eso”, a lo que me respondieron: “No me has entendido”, y cortándoles la frase le respondí: “Si que te he entendido, te entendí perfectamente. Quieres que te dé las empresas para que se asocien en tu asociación. Pero insisto en que no puedo hacer eso porque no sé quien eres, no sé como vas a tratar a mis miembros, no puedo facilitar la BBDD que tengo porque tengo un contrato firmado que me lo prohíbe y tampoco sé si ellos quieren pertenecer a tu asociación. Por todos esos motivos no puedo hacerlo.” Os digo que la reunión se finalizó en 3 minutos porque “tenían una reunión a la que asistir”, pero durante esos 3 minutos el aire había que cortarlo con motosierra, porque el cuchillo se quedaba corto. Muchas de las personas con las que hablo hubiesen claudicado y le hubiesen proporcionado ante tal actitud de una persona que se cree por encima de las personas. Lo que no he dicho es que yo observe un cambio de actitud en su secretaria cuando llegó él, ya que se mostró en una postura de sumisión ante su jefe, ese pequeño detalle hizo que yo estuviese alerta y que supiese que era “uno de esos tíos que se creen dioses y no llegan a mierda”. Eso fue un ejemplo de como la agilidad mental salvó una situación de conversación que puedo habernos metido en problemas. Cuando finalizó el evento yo tuve conversaciones con casi todos los asistentes, en cambio el “asociacionista” desapareció con una rapidez inusitada, creo recordar que “le llamaron para una reunión con urgencia”, joder podía haber puesto otra excusa jajaja.

Nacimos con el don de la palabra para hacer uso de ella, no tengas miedo de expresar lo que tienes dentro y más cuando hablamos de algo empresarial. Ya sabéis el refrán aquel que reza: “Más vale preguntar y parecer tonto, que callar y confirmar” porque “Quien no pregunta no sabe”.

Creo que voy a sacar un curso de “Agilidad Conversacional” con unidades de:
.- “Lenguaje 1: hablando con colegas”,
.- “Lenguaje 2: Conversación Empresarial”,
.- “Zascas 1: Cortes con sonrisa en la boca”,
.- “Zascas 2: Zas en toda la boca, nivel suave”,
.- “Zascas 3: Agresividad oral”.
Si además quieres prosperar te preparo un segundo curso de “Habla sin hablar, escucha y oye, y lidera una conversación” con unidades y prácticas:
.- “Escuchar: Adivinar lo que no digo entre mis palabras”,
.- “Hablar sin hablar: Esconde palabras en vacíos de la conversación”,
Opcional:

.- “Prácticas: Reuniones en casa del cliente, saliendo de tu zona de confort”.
Y todo al módico de 2.500€ por curso o 6.000€ por los dos cursos (si te tengo que hacer las practicas se incluye mariscada, postre y agua (que no soy de vino) jajajaja)

Mis queridos niños, no todo es escribir. En una sociedad completamente informatizada se ha perdido la elocuencia del lenguaje y la belleza de la palabra dicha y escuchada. Así que recuperar esta bella sinfonía de sonidos de tan diversa entonación, porque no hay nada más bonito que oír las palabras de un ser humano en una realidad realmente real y no tener que leer palabra sin sentimientos, sin entonaciones, sin un ápice de humanidad.

Bueno, mis queridos niños, no puedo evitar desearos un buen fin de semana y comunicaros que mi Black Friday no se quedó corto en palabras, sino todo lo contrario. Que tengáis un buen fin de semana y recordad que nos vemos el lunes.

Endika Lousa 

PRESIDENTE de Pymes Unidas España

https://somospymesunidas.es

https://www.facebook.com/ElCapidePymesUnidas

 

ME GUSTAS CUANDO CALLAS PORQUE ESTÁS… ¿DÓNDE ESTÁS? –

Obra Registrada: CC by-nc-sa 4.0 – Autor: Pymes Unidas

 

Safe Creative #1911292582848

Impactos: 15

Un comentario

  1. Cuando realmente como sociedad, seamos conscientes de que somos marionetas en manos de un sistema completamente corrupto, entonces habremos dado un paso importante. Pero solo sera eso. Simplemente Tomar CONSCIENCIA. Despues vendra el trabajo duro. Mentalizarse, Mentalizar a cuantos más podamos, formarnos, aprender y enseñar a hablar. Estar al día y , sobre todo, educado, atento, amable. Parece facil pero no los en. Saber escuchar y parar por medición de las palabras a ese EXALTAD@ que nos grita. Tomar el control de la situación, controlarte y poder CORTAR , siempre desde el respeto, a este tipo de personas para al final de la “Conversación” conseguir que entienda que UNIDOS somos más fuertes. Cuando consigamos esto es, CUANDO DE VERDAD ESTAREMOS LISTOS PARA COMENZAR DESDE CERO

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: